Políticos e inmigrantes hunden las pensiones y el Estado de bienestar



Inmigrantes. /Foto: blog.elpais.com
Inmigrantes. /Foto: blog.elpais.com

Luis Bru

España tiene demasiados políticos –las autonomías consumen de manera ineficiente el equivalente al 10% del PIB anual- y una inmigración subvencionada, que ha hundido las pensiones –dijeron que las iban a pagar- y está destruyendo el Estado de bienestar.

Mariano Rajoy hizo campaña diciendo que no subiría los impuestos, pero de inmediato se han subido y no se oye otra cosa que de aumentar la fiscalidad y los copagos.

No hay que engañarse: los españoles están siendo llevados a la ruina, obligados a mantener a extranjeros que no contribuyen.

En 2016, la Seguridad Social recaudó 15.000 millones menos de lo previsto, porque los salarios son cada vez más bajos. En la hucha de las pensiones sólo quedan 15.020 millones. Para pagar la extraordinaria de diciembre se sacaron 10.430. Es decir, sólo queda para pagar la de julio y de ahí en adelante no hay dinero para las extraordinarias.

Mientras los españoles autóctonos son llevados a la ruina y el Estado a la quiebra –se habla de afrontar las pensiones emitiendo más deuda pública, cuando ya supera el 100% del PIB- los extranjeros son primados y tienen preferencia.

Inmigrantes en España, no eran necesarios. /Foto: diario.latercera.com.
Inmigrantes en España, no eran necesarios. /Foto: diario.latercera.com.

1.- Así, de los 4.484 receptores de ayudas al alquiler de la Comunidad de Madrid en 2016, el 76% son extranjeros y, por lo general, los que reciben las ayudas más altas.

2.- Cien mil extranjeros cobran pensiones no contributivas. Es decir, no han trabajado ni contribuido nunca. Son un lastre para unas pensiones que sólo han subido el 0,25, mientras el IPC ha subido el 1,5.

Se dice pronto: 600.000 inmigrantes en el INEM. /Foto: atlantico.net.
Se dice pronto: 600.000 inmigrantes en el INEM. /Foto: atlantico.net.

3.- Seiscientos mil extranjeros cobran el subsidio de desempleo. Los españoles cuando salían al extranjero volvían al terminar su contrato de trabajo.

4.- Son receptores preferentes de ayudas sociales de autonomías y ayuntamientos. Casos extremos son los de un argelino condenado por terrorismo islamista que ha estado cobrando 625 euros mensuales más 250 de alquiler del Servicio Vasco de Empleo. O el de un marroquí que estuvo cobrando 625 euros mientras combatía en Siria.

5.- Los extranjeros protagonizan una parte desmesurada de los delitos en España, incluidos los crímenes contra mujeres: en 2016, el 45% fueron protagonizados por extranjeros; en lo que llevamos de 2017, el 100%.

6.- De los 60.175 reclusos en las cárceles españolas en noviembre de 2016, 17.147 eran extranjeros. Cada recluso le cuesta al contribuyente 23.725 euros anuales.

7.- En el año 2014, 6.778 reclusos eran musulmanes, 4,829 marroquíes y 550 argelinos; el 80% estaban condenados por hurto y el 20% por delitos violentos. Cada uno cuesta al contribuyente los citados 23.725 euros.

Inmigrantes. /Foto: elcorreo.com.
Inmigrantes. /Foto: elcorreo.com.

8.- Toda la población extranjera consume servicios falsamente gratuitos de educación –los más prolíficos son marroquíes, argelinos y nigerianos- y sanidad. Mientras se quiere subir el copago a los pensionistas, los extranjeros tienen los medicamentos gratis.

9.- Entre los años 2009 y 2014, según datos de Eurostat, se nacionalizaron como españoles 843.673. Los sudamericanos son nacionalizados automáticamente a los 2 años, los refugiados a los 5 y los demás a los 10. Por el artículo 17 del Código Civil, todos los niños de padres marroquíes son nacionalizados españoles, puesto que Marruecos no les da la nacionalidad.

10.- Un extranjero vive mucho mejor en España sin trabajar que en su país trabajando. Lo ejemplifica el caso de los rumanos, que han ido llegando a razón de 30.000 al año, cuando en Rumanía el paro es del 7,5%.

11.- Las onegés subvencionadas y Cáritas están básicamente orientadas a los extranjeros, que pueden vivir gratis en España.

12.- Sin dinero para las pensiones, el Gobierno de Rajoy quiere acoger con cargo al contribuyente a 18.000 ‘refugiados’ musulmanes.

Se van a recortar drásticamente las pensiones, mientras se mantiene a una población extranjera subvencionada, de la que sólo trabaja el 30%, en puestos de baja remuneración y exentos de la declaración de la renta.

La caída de la recaudación de la Seguridad Social hace peligrar aún más las pensiones

Dossier inmigración (9): Los inmigrantes disparan la población reclusa

Dossier inmigración (4): Cristina Cifuentes financia la islamización de Madrid

“La inmigración en España es de sustitución étnica, un exterminio planificado de la población autóctona”

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE