“La inmigración masiva ha sido un desastre: aportan muy poco y reciben mucho”



Inmigrantes en España, no eran necesarios. /Foto: diario.latercera.com.
Inmigrantes en España, no eran necesarios. /Foto: diario.latercera.com.

Miguel Sempere

El balance de la inmigración masiva es un desastre, afirma Miguel Blasco del Álamo, Director de Aquí La Voz de Europa, una de las referencias mediáticas patrióticas. Siempre ha aportado muy poco y ha recibido mucho; sólo el 30% de los inmigrantes están afiliados a la Seguridad Social, con salarios bajos, que no precisan hacer declaración de la renta, y a cambio todos reciben servicios muy costosos de educación y sanidad, además de cuantiosas ayudas sociales por no hacer nada, por no trabajar. Se trata de una inmigración subvencionada que la economía española no puede soportar.

  • No hay dinero para pagar las pensiones, en concreto la extraordinaria de diciembre, y, sin embargo, hay cien mil extranjeros cobrando pensiones no contributivas, ¿qué sentido tiene?

Para el español de clase media y trabajadora ninguno. Para aquellos que están promoviendo una inmigración de sustitución étnica, tiene todo el sentido del mundo. No son sólo los extranjeros que están cobrando pensiones no contributivas. Son los que están en el paro. La tasa de desempleo en el colectivo inmigrante es superior a la española, algo inconcebible en un colectivo que, según se nos dijo, venía a “trabajar donde los españoles no quieren”, es decir, a hacer el trabajo que sobra, por lo que su tasa de desempleo debería ser CERO. El inmigrante que lleve un tiempo mínimo sin trabajar debería volver a su país de inmediato, pero no sólo no se le repatría, sino que se les da todo tipo de pagas e incentivos para que se queden: Cáritas les asegura pensión completa, cada vez más gobiernos regionales (como el vasco y ahora el valenciano) les ponen pagas mensuales por no hacer nada, ayudas de todo tipo que se les niegan a los españoles.

  • Dijeron que la inmigración iba a servir para pagarnos las pensiones y parece que es todo lo contrario…

Nos dijeron muchas cosas respecto a la inmigración masiva. Que iban a trabajar donde los españoles no querían, que venían a pagar las pensiones, que íbamos a tener un paraíso multicultural, que es el islam es la paz…aún recuerdo aquellos años a finales de los 90. No recuerdo una campaña de mayor lavado de cerebro colectivo como la que se hizo contra el pueblo español para que aceptara la entrada masiva de todo de inmigración. Sólo comparable a la campaña que hubo en el verano de 2015 para que aceptáramos la oleada de supuestos “refugiados sirios”. Todas aquellas consignas que nos repitieron han resultado ser una gran mentira, pero el gobierno de Aznar y la patronal de la construcción necesitaban abundante mano de obra barata para la burbuja inmobiliaria y había que traer a toda aquella inmigración cuanto antes. Además, en ese momento ya empezaban las consecuencias del holocausto demográfico español empezado a principios de los años 80 y empezó a plantearse la idea de la sustitución étnica del pueblo español por población importada de fuera. Al contrario de lo que piensa la gente, no fue Zapatero el impulsor de todo esto sino José María Aznar. Él abrió las puertas de España al islam y a toda la inmigración del tercer mundo mientras permitía 500.000 abortos en sus ocho años de gobierno. En cuanto al tema de las pensiones ha sido otra gran mentira más. El número de cotizantes entre los inmigrantes siempre ha sido muy bajo. En torno al 30%. El 70% restante no cotiza porque no trabaja o lo hace en negro. Y los que cotizan lo hacen cobrando sueldos muy bajos, por lo que su aportación es baja también. Aparte, al cobrar salarios bajos muchos están exentos de hacer la declaración de la renta por lo que en este aspecto tampoco aportan nada. En cambio, reciben prestaciones de todo tipo. La inmigración masiva, tal y como se ha planteado en España, ha sido un desastre.

  • ¿Qué papel juegan las ONGs en la inmigración?

Forman parte de todo este entramado que está forzando esta inmigración masiva hacia Europa. No sólo eso, también muchas ONGs, aparentemente inocentes, realizan trabajos de inteligencia y de espionaje al servicio de gobiernos y de poderes extranjeros. En Rusia, el presidente Vladimir Putin ha prohibido todas las ONGs propiedad de George Soros, al detectar, con toda la razón, que eran organizaciones al servicio de los enemigos de Rusia. En Siria están los “cascos blancos”, otra supuesta ONG humanitaria que, en realidad, trabaja para el bando integrista islámico contrario al gobierno de Assad. En España también tenemos estos tipos de ONGs ideológicas, como SOS Racismo o el Movimiento Contra la Intolerancia. Su función es la de hacer de “policías del pensamiento” como decía George Orwell en su libro “1984”. Se dedican a buscar, detectar y denunciar a los disidentes de este proyecto globalista multicultural. En el mar Mediterráneo, tenemos a un montón de ONGs que utilizan sus mega-embarcaciones (pagadas no se sabe con qué dinero) para, compinchadas con las mafias de la inmigración y con los gobiernos de la UE, inundar Europa masivamente de inmigrantes ilegales. Y para terminar, lo más triste, la Iglesia Católica, que va camino de convertirse en otra ONG cualquiera, también está colaborando en este proyecto para islamizar Europa. Es de locos.

 

 


3 comentarios en “La inmigración masiva ha sido un desastre: aportan muy poco y reciben mucho”

  1. En España los extranjeros SÓLO TIENEN DERECHOS, PERO NINGUNA OBLIGACIÓN.
    La mayoría viven del paro, los subsidios autonómicos, las ayudas sociales de los ayuntamientos, frecuentando los albergues y comedores sociales, recibiendo ropa gratis de Cáritas, etc.
    El Banco de Alimentos, por ejemplo, AYUDA MÁS A LOS EXTRANJEROS QUE A LOS ESPAÑOLES.
    Los marroquíes tienen numerosos hijos, con lo cual reciben más ayudas sociales, y pueden vivir sin trabajar, que debe de ser su máxima aspiración en la vida. ¡Y pensar que hay más de un millón!
    Decididamente, estamos mal, pero vamos a peor…

  2. Asi es, pero no olvideis mencionar tambien a la grandisima mayoria de sudamericanos que tenemos enquistados en España, tan nefastos o mas que los musulmanes. La gran mayoria de ellos se han adaptado a vivir de las generosas ayudas que la aministracion, Iglesia y ONG’s ponen a su disposicion. Es un desastre, son como una plaga de langostas; lo se, porque vivo en un barrio tomado por estas hordas de Mordor. Esto va a acabar muy mal.

Comentarios cerrados.