George Soros da la cara y amenaza a Trump



George Soros. /Foto: adversariometapolitico.wordpress.com.
George Soros. /Foto: adversariometapolitico.wordpress.com.

Virginia Montes

Controla 200 onegés globalistas, más de 2000 organizaciones de izquierdas de la corrección política, y gran cantidad de medios como The Guardian y El diario. Su plan destructiva está fracasando. Sangra por sus ponzoñosas heridas la pus de sus resquemores y amenaza a Trump con promover conflictos con las minorías. George Soros ha dado la cara.

En un artículo publicado por el medio project-syndicate.org, Soros empieza contando su historia, cuando vivió primero bajo el régimen nazi y después bajo el régimen soviético en Hungría, antes de afirmar que “existen varios tipos de sociedades cerradas (desde dictaduras fascistas hasta estados-mafia) que están en auge”. Por contra Soros se muestra “como un defensor de las sociedades abiertas, donde la gente elige a sus líderes para que velen por sus intereses”.

Continúa mostrándose crítico con “la globalización financiera, que hizo que el capital financiero consiguiera desplazarse sin trabas, impuestos ni regulaciones”.

Dice que él fue “un entusiasta de la Unión Europea desde sus inicios” ya que la vio como un “intento exitoso de ingeniería social gradual”, lamenta el hecho de que la UE se haya convertido, desde la crisis de 2008, en algo cada vez más disfuncional y que su desintegración se esté acelerando “primero por el Brexit, luego por la victoria de Trump y el 4 de diciembre por el referéndum en Italia, donde la población rechazó por un amplio margen la reforma constitucional”.

La democracia está en crisis”, dice Soros. Según él, al votar por Trump, “los americanos eligieron a un artista de la estafa y a un aspirante a dictador durante su presidencia”, acusando a Trump de haber formado un gobierno de “incompetentes extremistas y generales retirados”.

“Confío en que Estados Unidos evitará que el nuevo mandatario se convierta en autoritario” dice Soros, “porque la Constitución y sus instituciones son lo suficientemente fuertes como para enfrentar los excesos del Ejecutivo, sin embargo, su presidencia afectará la causa de la libertad en todo el mundo”. El especulador añadió que “el gobierno norteamericano estará preocupado por las luchas internas que se desatarán en el futuro cercano de Estados Unidos y el sufrimiento que esto provocará en sectores minoritarios del país, por lo que Washington será incapaz de proteger y promover la democracia en el resto del mundo”.

George Soros, el clon de satanás

Las claves del plan Soros

 

Podemos es una pieza más del puzzle globalista de George Soros

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE