Héctor Fernández ha convertido El Mundo en el brazo mediático del clan del dátil



Josep Sansano

Desde que fue nombrado, en agosto de 2016, delegado de El Mundo en Alicante, Héctor Fernández Medrano ha convertido la edición de ese diario en el brazo mediático del clan del dátil que domina el partido Ciudadanos en Alicante.

Héctor Fernández, delegado de El Mundo-Alicante. /Foto: twitter.com.
Héctor Fernández, delegado de El Mundo-Alicante. /Foto: twitter.com.

Héctor Fernández que inició su actividad profesional en el desaparecido periódico La Prensa de la provincia de Alicante (2000-2002), para pasar luego a la edición provincial de Las Provincias (2002-2005), se integró en la redacción de El Mundo, según diversas fuentes, de la mano de José Joaquín Ripoll, exvicepresidente de la Generalitat, expresidente de la Diputación, imputado en el caso Brugal por la contrata de basuras de Orihuela.

Según fuentes solventes, “el diario El Mundo desembarcó en la Comunidad Valenciana de la mano de Eduardo Zaplana y pilotado específicamente por José Joaquín Ripoll”. Fue una operación político-mediática.

La línea seguida por Héctor Fernández, con persecución a cualquiera que se oponga al clan del dátil –Emilio Argüeso, Emigdio Tormo, Francisco Sánchez, Luis Crisol y Fernando Llopis– es una confirmación más de la reproducción del zaplanismo a través de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, que ha desvelado Rambla Libre. Esa reproducción no es sólo política, sino también mediática, o como indican fuentes solventes, “Héctor Fernández es un hombre al dictado de Ripoll”. También consideran que esa línea partidista y sectaria está quitando credibilidad a El Mundo.

El diario El Mundo cerró en 2016 sus ediciones de Andalucía y País Vasco y redujo el 50% la plantilla de su edición de Baleares.

 


Opina en Rambla Libre