La traición de las élites



Mariano Rajoy y Ángela Merkel, traidores. /Foto: lainformacion.com.
Mariano Rajoy y Ángela Merkel, traidores. /Foto: lainformacion.com.

Enrique de Diego

Las élites han traicionado a los pueblos a los que debían servir. Esa traición lleva décadas produciéndose. La islamización es la consecuencia de esa traición que ha sido generosamente regada con dinero saudí entre una clase corrupta y degenerada.

Esa clase política, unida a la casta empresarial comisionista, a la lacaya tiranía mediática, con el coro trincón y subvencionado de las onegés y el estéril colectivo LGTBI, decidieron sustituir la población autóctona, blanca y cristiana, llevándola desarmada e impotente al exterminio.

George Soros con Recep Tayipp Erdogan, cuando éste aún no había llegado al poder.
George Soros con Recep Tayipp Erdogan, cuando éste aún no había llegado al poder.

De esa manera, decidieron abolir nuestras fronteras, que son la defensa de la libertad y la civilización frente a la invasión de la barbarie.

Fríen a impuestos a los autóctonos, arruinando y proletarizando a las clases medias, mientras esos fondos los reparten entre extranjeros que nunca han cotizado, que vienen a vivir del contribuyente como parásitos, mientras se incentiva su natalidad.

Las élites traidoras, los políticos acanallados de la Unión Europea y de las naciones han generado una ola de terrorismo subvencionado, pues quienes lo perpetran viven a costa del contribuyente (el Gobierno vasco riega de ayudas a terroristas, incluso cuando se van a Siria) y con ese dinero de las subvenciones compran las armas. Las víctimas son obligadas a pagar su exterminio, mientras los traidores se suben el sueldo, presiden funerales de víctimas sin nombre y ponen flores en los lugares donde han provocado las masacres los que ellos han dejado entrar y han protegido y financiado.

Algunos de estos traidores son Ángela Merkel, François Hollande, José María Aznar, Nicolás Sarkozy, José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy, Matteo Renzi, Albert Rivera, Pablo Iglesias…políticos liberales, socialdemócratas, conservadores, en comandita, como un consenso suicida y genocida.

Toda esa patulea política de políticos profesionales enfangados en la corrupción moral debe ser erradicada. Pero ¿hay solución sin exigencia de responsabilidades?

 


OPINA EN RAMBLA LIBRE